miércoles, 13 de junio de 2007

Game over

Y ya está, esos catorce años que tan eternos parecían se han terminado.
Nadie te habló de esta tristeza.
No volverás a sentarte en esos pupitres viejos; sí, los que aseguraban haber cambiado hace dos años, pero que en realidad sólo habían sido repintados. No volverás a camuflar hábilmente fórmulas escritas a lápiz entre las vetas de la oscura madera, confiando en el trasluz para leerlas.
No volverás a sentirte como en casa, rodeada de compañeros que son casi como tus hermanos. Se terminó el mirar hacia atrás y recibir una preciosa sonrisa gratuita Nada de risas colectivas, despídete de las bromas privadas, de los motes, de las tonterías de la adolescencia.
Suspira; aún queda más.
No podrás ayudar con el inglés a tu compañero; él tampoco podrá susurrarte los temas de Historia en pleno examen. Se terminó, incluso, la misma Historia, junto con la Lengua, las Matemáticas, Filosofía e Inglés. Es mejor que olvides tu típica postura, sentada de lado en la silla. Se acabaron las preguntas retorcidas que a veces te gustaba hacer a los profesores.
Se acabaron ellas; aunque parezca imposible las echarás -en el fondo del mar, matarile rile rile- de menos. No más afilar tu ingenio en sus almas; por supuesto las horas de patio quedan muy lejanas ya. Salir a la calle, comprarte un bocata de tortilla y repetir mil veces que a ti te parece que el añadirle ketchup es un crimen.
Fuera actividades del colegio, acampadas con tus enanos. Reprimir una lágrima estúpida cuando esos metrocincuenta se te acercan como la marabunta, felices, y te tiran del brazo, implorando que no te vayas fuera a estudiar, que repitas cinco veces para estar con ellos en clase.
Esbozar una sonrisa mental cuando hablas con los quinceañeros. Pensar para tus adentros que alguna vez te pareciste a ellos y miraste el mundo con sus mismos ojos. Olvidar que lo que dicen suena demasiado soñador; dejarles volar, hacerles creer que son los más duros del Oeste. Críos -la palabra que más odian- que al día siguiente aparecen con voz de Umbral, barba incipiente y quince centímetros más altos que tú.
Olvídalo.
Salir a la pizarra, pasarle a tu amigo el despistado los ejercicios de Química. Ejercer paciente enseñanza para hacer comprender a unos cuantos qué son los universales de Ockham. Estudiar no en la biblioteca sino en tu casa -porque la tentación de observar es demasiado grande. Ir a la escuela de idiomas y reírte un rato. O dos.
Y él. Él; maldita sea.
...
Inútil llenar líneas, para qué explicar más. No desempolvaré más viejas anécdotas. Pondré el cronómetro de los sueños a fecha de hoy. Y él me sonreirá desde los dígitos. Vaya que sí.
Game over; diría la pantalla si esto fuera un juego de ordenador.
Pero no; no. Esto es la vida. Y te va a despeinar.

10 comentarios:

Mae Ferlo dijo...

ayyy que de recuerdos me acabas de traer querida amiga cítrica.
y es que los años de estudiante son los mejores.
Me ha encantado lo que has escrito.
Por cierto, yo si que le pongo ketchp a los bocadillos de tortilla, ummm y si en vez de un bocadillo me la como en plato( tortilla de patatas) le pongo un poco de ti.. que diga, de limón. ja ja. Besos.

MerylSpider dijo...

Que nostalgia, por diosa. Y vaya post currado llenito de enlaces. Un saludo.

Mariano dijo...

Vivirás más momentos de estos. Y lo bueno es que al secarte la lágrima por el pasado, de repente ves el presente-futuro.
¡Ánimos y de game over nada, sólo punto y seguido!
Besitos escritora-bióloga-pintora.

La Araña dijo...

El caso es agarrar el próximo tren,aunque sea en el último vagón,como cantaba alguien.

Game Over???Para nada... Welcome to the Next Level =)

Un besote!

Ohdiosa dijo...

aayy.., si es que solo puedo suspirar...

kutxi dijo...

A mí estos posts que me hacen sentir un viejales no me gustan. :-D

"Esto es la vida. Y te va a despeinar". ¡Brutal! :-)

>>Alize dijo...

Mae Ferlo: ¡Criminal! ¡A la tortilla de patatas ni agua! (lo del limón es pasable) :)
Merylspider: Me alegro de que te guste ^^
Mariano: Experimento una curiosa mezcla de pena por lo que dejo atrás y de ilusión por lo que viene. Es un delicado equilibrio qye tan pronto se desplaza hacia un lado como hacia el otro. Gracias por tus ánimos, escritor ^^
Araña: Me han gustado muchísimo tanto la frase de esa canción como tu visión del "game over" Muy ingenioso, y no por ello menos verdad... Que conste que me has ayudado ^^
Ohdiosa: Suspiremos juntas...
Kutxi: De viejales nada, hombre... Me alegro de que te gustara esa última frase.
Besicos de limón

jerjes dijo...

Por ahí te dicen que punto y seguido... y ni eso, una coma y caminando! Anda que no te quedan cosas, ENANA!! Por ahí dices que los de 15 ven las cosas como si fuera un sueño... si a los 18 ya no las ves, mal vamos.

Besos

Scarlett dijo...

Qué nostalgia... qué gratos recuerdos de los años de colegio, no tanto de los de instituto, ay... Y se acabarán todas esas cosas, excepto una: los motes, esos perduran hasta el fin de los tiempos; y puede que dos: él, esta historia da todavía para mucho
Besitos

>>Alize dijo...

Jerjes: ¿Enana? ¿Enana? XD
Scarlett: Es cierto, los motes es una de las cosas míticas del colegio que jamás se olvidan.
Besicos de limón