jueves, 24 de enero de 2008

Un gato (I)

A veces
me comparo con un gato.

Y te araño,
te bufo,
rompo tu mundo perfecto.

Miau.

Si yo soy tu gato,
olvídate de ser mi dueño.
Tú, como mucho,
ratón.

Y digo;
déjame libre,
maldito pesado,
¡déjame, joder!

Un gato está bien solo.
Con su orgullo.

... Pero,
de vez en cuando,
-cuando te busque en el sofá,
sí; el mismo que destrocé-,
estaría bien una caricia.

Sólo una.

9 comentarios:

tootels dijo...

precioso.. muy bien personificada la vida del minino... y cámbiame la tierra de vez en cuando tal vez?

Alansar dijo...

solo una... pero ¿ronronearas?

Alize dijo...

Tootels: Gracias, gracias. Tienes razón; eso también podría valer.
Alansar: Eso se da por hecho ^^
Besicos de limón

Jause dijo...

Unas caricias al estilo del malo de James Bond. La verdad es que hay veces que te dan unas ganas de detrozar( crimenes no cometidos) contra ciertas cosas, y otras en la que la soledad te embriaga necesitarias un pequeño mimo de alivio.Bss

Young_Werther dijo...

Nunca me han gustado los gatos. Muy independientes, muy frios, convenidos, egoistas..

De pequeño eché 10 a una fuente. Mi abuela los salvó..

Creo que no te convengo eh.. :S
Pero perros todos los que quieras :))

Besos limonera.

MerylSpider dijo...

A mi los gatos me miran mal, en serio. me preocupa mucho....

Hoy termine los examenes!!
Suerte con lo que te quede.

Jerónimo dijo...

Muy bueno, sobre todo esa parte "olvídate de ser mi dueño", jejeje...

Y sí, una caricia de vez en cuando relaja mucho y sienta muy bien.

Pero eso de que miramos mal a la gente, la mayor parte del tiempo es simplemente la imaginación de ustedes. ¡Danos una oportunidad! ;-)

Alize dijo...

Jause: Se me hace raro no llamarte Bastón. Caricias de ese estilo no las conozco, ¿cómo son? En lo que sigue tienes toda la razón.
Y_W: Sí; pero tienen algo que me fascina. Los perros son más nobles, pero en ocasiones tontorrones.
Merylspider: Será la sangre caprina que corre por tus venas ^^
Jerónimo: Os daré una oportunidad pasándome por tu blog. Gracias por tu visita y un saludo
Besicos de limón

Arwen dijo...

En cambio a mí no me gusta ser gato...