lunes, 21 de enero de 2008

A la espera

¿Y cuando arañas el reloj pero el tiempo, valiente, no se asusta y continúa su paso perezoso?
Esos días que escurren miserablemente, las fechas que parecen nunca llegar. Cabalgan en un brioso corcel de patas blancas; mientras que tratas de andarles a la zaga en una oxidada bicicleta.
Y eso los más afortunados... La mayoría sencillamente corre, anda, cojea; se arrastra como puede en pos de las horas malditas.
Un nunca llegará te persigue. Cinco días marcados con rotulador que palpitan y parecen salirse del calendario. Y tú en medio de un mar de hastío, de indolencia, de mil millones de me da lo mismo. Envenenado de indiferencia.
... Se burlan los relojes de nuestra espera. Y nosotros... Nosotros sólo podemos esperar. Nada más.
Bueno; y estudiar. Hablo de los exámenes; ¿de qué si no?

5 comentarios:

Arwen dijo...

Mucha suerte, ánimo y ¡al toro! Ya nos contarás qué tal te va.

Vitote dijo...

La neuro me habia arrestado y no me quería soltar, me quería "solo para sus apuntes" así que...llevaba dias sin pasarme por aquí.El tiempo es demasiado relativo, y anoche conseguí que se parase para poder repasar una parte que no ha caído en el examen...cuando el tiempo se ralentiza, por algo es.

A cuidarse

baston -largo dijo...

Que pasa? el tiempo, en esa maldita esfera del reloj o en esos relojes digitales con sus luces rojas que te insinúan que la hora esta próxima. El mió marca ahora las 1:50, y aquí andamos con la ética, para cuando leas esto, espero que haya ido bien el examen de mates, un beso guapa.

Jen dijo...

hola, gracias por visitarme
está mostro tu blog, voy a linkearte y leerte. Bechos

Alize dijo...

Arwen: Gracias, gracias.
Vitote: Algo pasará cuando el caprichoso tiempo decide dejarnos coger algo de ventaja.
Bastón: Juas, ¿en serio? ¡no me digas! Ya te contaré cómo ha ido... Psé. (Por cierto, tu reloj va mal :P)
Jen: Gracias tú también por devolver mi visita.