sábado, 5 de enero de 2008

Soneto a la duda

Ser o no ser, cara o cruz, blanco o negro,
o no, bueno o malo, todo o nada.
¿Tú borras las dudas de una tacada?
De veras, en serio; cuánto me alegro.

Si no dudo no soy yo; siempre pienso
quién, por qué, cómo, dónde, cuándo y qué
será todo; sentada sobre el parqué
entre mirra y oro escojo incienso.

Es el dudar un deporte nacional,
practicado casi anónimamente.
Be duda my friend; sea pa'bien o mal.

A veces se niega fiera mi mente
y no dudo; actúo de mujer fatal.
Y río: ya me sé que todos mienten.

Este soneto se lo dedico a una de mis amigas; que ahora mismo se encuentra acorralada por las dudas.

8 comentarios:

kutxi dijo...

Me ha encantado. ;-)

Mariano Zurdo dijo...

La duda es un motor. Hay momentos en los que se disfraza de freno, pero sólo lo hace para confundirnos.
Besitos/azos para ti y tu amiga.

tootels dijo...

la duda es el principio de cualquier decisión, y poder decidir es lo mejor que le puede pasar a uno... besicos de mandarino.

Vitote dijo...

Soy un dudador nato, por eso es casi imposible no verse reflejado ahí en tus catorce verdades...

A cuidarse ¿o no?...

Ohdiosa dijo...

dudas, a mi me han estado carcomiendpo por dentro en estos ultimos días...qué jodido es estar entre la espada y la pared, entre lo blanco y lo negro...puffff

mucho ánimo para tu amiga...

baston -largo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
baston -largo dijo...

Me ha gustado mucho limoncete.Hace mucho que no te escribía, pero las fechas de navidad son muy malas, y la duda siempre nos persigue, es como la sombra de peter pan.
Es la sombra que siempre nos persigue, pero tiene vida propia y actúa a su antojo, apareciendo en los momentos de mayor indecisión y debilidad del ser.

Alize dijo...

Kutxi: Muchas gracias
Mariano: La duda es una constante en mi vida. Supongo que a todos nos afecta en mayor o menor grado.
Tootels: Mucha razón tiene tu primera frase... Sí señor.
Vitote: Debería existir una asociación oficial o algo asín.
Ohdiosa: Y lo peor de todo es que las dudas muchas veces son lo más excitante y detrás de ellas no queda nada...
Bastón: La ley de Murphy es perfecta en las dudas... parecen presentir la debilidad.
Besicos de limón