sábado, 23 de febrero de 2008

Muñeca rusa

Tengo miedo; y sin embargo no temo.
... Tan dentro de mí; como una inquietante muñeca rusa. Tan fuerte que comienzo a querer girar sólo en torno a ello. Tan frágil, en cambio, que incluso recelo de arrancarme estas líneas; no vaya a ser que lo ahuyente con mis torpes palabras.
Comienza a vencerme; o quizá es que la derrota siempre ha sido una constante -terriblemente real- que urge asumir. Cuanto antes.
¿Y el dolor? Vendrá. Sí. Es un visitante puntual y yo... Yo soy la mejor de las anfitrionas...

9 comentarios:

Belén dijo...

Pues puedes ahuyentar el dolor querida, no lo trates tan bien anda...

Besicos

Alize dijo...

Aún no ha llegado, Belén. Pero es algo tan inexorable que por ello resulta difícil de asumir.
Las peores batallas son aquellas en las cuales sabes exactamente qué deberías hacer para vencer...
Besicos de limón

Mandarina azul dijo...

También existen los caminos intermedios, Alize. Una derrota puede incluso ser dulce si se produce sin dejar llegar el momento álgido de la batalla.

Abrazo fuerte, niña. :)
Y besicos mandarinos.

Alize dijo...

¡Gracias por el abrazo, Manda!
Te diré que has hecho una sabia observación; aunque ese tipo de derrotas sigan siendo eso, derrotas.
Besicos de limón

Wanda dijo...

Pués quizás dándote por vencida sea cuando consigas lo que buscabas y sea entonces el logro que necesitas. Creo que luchar tanto a veces sabiendo donde está el final del camino es querer llegar asfixiada.
Animo, yo te veo muy fuerte para vencer a lo que sea.

Vitote dijo...

Hay cosas que son inevitables(como dice la canción).Tropezamos una y otra vez con los mismos errores...pero antes o después acertaremos, ya lo verás.

A cuidarse

Alize dijo...

Wanda: Si en este caso me rindo me ahorraré mucho dolor estúpido... pero es que si me quedo de brazos cruzados dolerá inevitablemente... La cuestión es: ¿prefiero el manso dolor de la inactividad? ¿o el salvaje de la derrota?... Yo creo que el segundo; gracias por tus ánimos :)
Vitote: ¿Sabes que ayer -a eso de las dos de la mañana- estuve escuchando esa canción tuya, "Inevitable"? ¡Qué casualidad!... Y sí; sólo por pura probabilidad ya toca...
Besicos de limón

Jen dijo...

yo me he convertido en lo mismo.
besos

Alize dijo...

Te compadezco entonces, Jen.
Besicos de limón