jueves, 20 de diciembre de 2007

Soneto al desengaño

Despeina la luna, derrocha besos,
pero tú tranquilo; yo soy de hierro,
te dio miedo buscarme entre el hielo.
Tan sólo quise robarte unos versos.

Tonta me dijeron; ahora toca tragar,
atracar un pobre banco en Enero,
los bolsillos llenarme de tu dinero,
aprender a odiar, a naufragar...

Hoy día mis días desprecio en realidad,
solías ser mi manual de autoayuda.
Y sabes hacerme daño de verdad.

Le robaste tus letras a Neruda,
no sé qué más quieres ya, ¿verme llorar?
... Muerde el dolor como una barracuda.

8 comentarios:

Vitote dijo...

Acabo de llegar de un desengaño, o más bien un tropezón. Ya lo discerniré en las cuadrículas que por aquel rincón no pasan idiotas( sabes cuales digo ¿no?). El caso es que acabo de llegar y choco de bruces con tu soneto, tan agresivo. Me encanta, esa pequeña rabia que va creciendo cuando nada es como tú lo esperabas ni como te lo habían vendido, la reflejas bien...pero te falta el plan huída...tranquila siempre falta el plan de huída.

A cuidarse

tootels dijo...

rencores y arrepentimientos, o sólo es una crónica de tu situación?.. háztelo mirar..

Alize dijo...

Vitote: Me pasaré por las cuadrículas para leerlo, pues. Me alegro de que te gustara mi soneto. Sé que no tiene huida, pero es que... ¿cómo se huye?
Tootels: Sencillamente una reflexión sobre ciertos momentos de mi vida...

Arwen dijo...

Rabia destila, ¿o sería más acertado dolor? En cualquier caso, hermosa forma de expresarlo

Anónimo dijo...

solo vivir
sKalariak

Miquel dijo...

Yo solo venia a desearte Feliz Navidad, cual infante que viene a tocar los cojones a la puerta de tu casa con una infernal zambomba.

Alize dijo...

Arwen: Muchas gracias. Sí, destila rabia... o quizá impotencia...
Anónimo: Gracias por seguir pasándote por aquí... Sólo vivir, sólo sentir...
Miquel: Pues igualmente, muy señor mío. Y yo que nunca he sabido tocar la zambomba... Juas.
Besicos de limón

Mae dijo...

ayyyyyyyyyyyy mi niña, Si es que tienes unas manos que valen millones.
Maravilloso.
Besos cielo.