martes, 4 de septiembre de 2007

Quizá

... Más que nunca; y como nunca antes, siento que algo se acerca.
Esta vez no es Melancolía, pues ayer solté su mano unos instantes. Fueron apenas unos segundos, lo sé, pero bastaron. Y, extrañamente, sé para el qué.
Bastaron para despedirme de ella -al menos, hasta que terminen las fiestas. Pobre. Me mira llorosa y me siento obligada a sellar una vez más esa promesa tan obvia que nunca he formulado: "No... No me separaré de ti, no temas, no tengas miedo"
Esto no es un adiós, sino un hasta luego.
Tal vez se hayan alineado los planetas, o alguien pronosticó con hojas de; porque quizá hoy sea mi día... Quizá.

3 comentarios:

Vitote dijo...

"Hecho de menos echar de menos tu pelo"Algún idiota escribió un día eso en unos apuntes de microbiología un septiembre...ahora le daría una somanta de palos. La melancolía cuanto más lejos mejor...pero a veces es tan dulce.

A cuidarse

Mariano dijo...

Ese quizá es equivalente al infinito.
Un besazo, y tranquila, la puedes dejar suelta unos días que no le pasará nada.

Alize dijo...

Vitote: Ese idiota seguramente estaba en lo cierto... La tristeza se extraña, aunque pocos realmente disfrutamos con ella (y lo admitimos)
Mariano: Sigo tu consejo y... ¿sabes? Me va bien ^^
Besicos de limón