jueves, 8 de marzo de 2007

¡Calla!

Nunca bajaré la guardia.
Erijo murallas erizadas de púas
sangrantes de ira;
ladro, gruño, muerdo... Cuando te hablo.
Cierro siete candados de acero toledano.
Y me trago la llave.
Ni tu risa me conmueve
ni me siento tentada a enjugar tus lágrimas.
Así que olvídalo.
Tal vez sepas cuánto te odio;
pero eres bueno. Y lo sé.
Y que en verdad te aprecio;
pero no puedo evitar odiarte ahora.
Crees que lo mío es un problema,
pero no me conoces, no sabes nada.
Nada.
Nunca lo sabrás.
¿Te has enamorado alguna vez?
Entonces cállate. Déjame amarle a solas.
No intentes ponerte en mi situación,
no me digas que duele,
no seas profeta del pesimismo,
no me jodas; ¡calla!
Hago que -aunque no quieras- me odies.
... Y entonces,
justo entonces... Me mira a los ojos.
Y vuelvo a ser amable.

11 comentarios:

Young_Werther dijo...

Cuantas veces..

El poder de la hipnosis solo puede ser refutado con.. más poder.
Asi que la próxima vez intenta sacar fuerzas de flaqueza, dejar crecer tu mirada por encima de la suya y atacar desde ahí, seguramente con alguna respuesta que no espere o no entienda.. Eso nos desconcierta mucho, y sobre todo, nos hace pensar..
(pero no se lo digas a nadie :P)

Prometo tu mail en cuanto pueda. No me gusta escribir sin ganas, no sería sincero..

Por cierto, ayer estuve en tu pueblo. En el teatro Principal, con una obra llamada "Cuentos blancos" para público infantil. Aún así por un momento esperé verte.. xD Pasé cerca de un colegio "La Salle" que estaban saliendo de clase creo..
Quizá la próxima vez :)

Besitos desde CiudadFria(y ventosa :S)

>>Alize dijo...

Este poema no habla de él, sino de los amigos, cómo los siento cuando me enamoro. Me salió así, de un tirón.
¡No es un pueblo! ¡Es una ciudad! Y... ¿Cómo me habrías reconocido? Y no, no soy de la Salle... :P
Besicos de limón desde la bella CIUDAD de Palencia
P.D.: Y espero el mail :)

Ohdiosa dijo...

yo a veces tambien tomo decisiones inamovibles del tipo : aunque se acerque a mi no le miraré y si me pide la hora no le hablaré...y luego, cuando se acerca todos mis muros de confianza y dureza se derrumban y solo toda todita para él...

Ohdiosa dijo...

yo!! yo era de La Salle!! (pero de otra ciudad) jaja

La Araña dijo...

Estoy de acuerdo con lo del muro de púas,yo en mi caso,adicionalmente tengo un foso y un dragón,además de las consabidas cerraduras,puente levadizo y barriles de brea hirviendo.Lo que pasa es que estas defensas,suelo usarlas para no enamorarme en lugar de para esos amigos que vienen de sabios y filósofos y que te dicen que es bueno enamorarte,para ellos uso la técnica de darles la razón como a los locos,es mucho menos contraproducente =)

Besos!!

¡Ah! ¡Ah! ¡Me muero, idiota! dijo...

como un helado: muy frío en apariencia pero luego nos derretimos y los cucuruchos no sirven...

Morena dijo...

interesante blog limones :) besitos!!

Ohdiosa dijo...

he visto la naranja mecánica! por fin!!

>>Alize dijo...

Ohdiosa: Veo que este poema os ha hecho un lío... No habla de "él", sino de los amigos... De cómo los siento ahora... Y no te imagino siendo de la Salle :P Por cierto, espero tu opinión acerca de mi película favorita :)
Araña: Tú sí que me has entendido :)
¡ah!¡ah!¡me muero, idiota!: siempre podremos lamer lo que escurre...
Morena: Gracias por tu visita :)
Besicos de limón

Ohdiosa dijo...

ya, cuando envié el comentario volví a leerlo y me dí cuenta...supongo que tengo tan metida en la cabeza la historia de "los ojos verdes" que la veo por todas partes...

pues sí, durante diez años he sido de la salle ( y por dentro sigo siendolo) porque no me imaginabas asi? como me imagina/ba/s??)

la peli me gustó pero quiero volver a verla porque hay ciertos puntos que quiero estudiar algo más, pero eso será cuando esté libre de exámenes y demás...

unbeso

>>Alize dijo...

La imagen de alguien de la Salle es la de la típica persona pija y meapilas (hablando mal, corto y claro; también se tiene esa imagen de los de mi colegio) y tú no eres así :)
Vuelve a ver la naranja que seguro que encuantras cosas interesantísimas...
Besicos de limón