jueves, 25 de enero de 2007

Su secreto

Hay quien dice que él es duro en su mirada, que su sonrisa no sabe sino herir. Otros, en cambio, disfrutamos de las contradicciones de su rostro. Y yo sé su secreto.
Sólo yo sé que su rostro es el cruel escenario de una guerra.
Sus ojos, sus labios... Mantienen un duelo a muerte desde que nació. Cada uno de ellos domina el Norte o el Sur de su propia geografía. Se escudan tras la cordillera de su nariz aguileña, y esgrimen sus armas, con la esperanza de que algún día terminen por aniquilarse y no sufran ya dolor.
Sonrisas y miradas bailan un amargo ballet, porque saben que su danza no es posible. Son los soldados de a pie de ojos y labios. Pero no son felices.
No.
Envidian a Cenicienta, que pudo hasta las 12 disfrutar. Ellas no, no pueden. Imposible bailar, imposible.
En su rostro se observa una eterna contradicción. Sus ojos fríos no pueden disimular la calidez de su sonrisa. Su sonrisa amarga se dulcifica en sus ojos.
Y, sin embargo, su mirada y su sonrisa se han enamorado. En secreto, cuando nadie mira su rostro, ellas se reúnen juntas. Quieren tener muchos hijos, quieren tener hermosas facciones que hagan del rostro en el que se aman el más bello del universo...

5 comentarios:

Ohdiosa dijo...

Dios mío, escribe esto en una hoja de papel y cuelasela en la mochila, entre un libro o dasela...si tiene el corazón en condiciones se derretirá cual helado de chocolate en una tarde de agosto (lo que acabo de soltar es una chorrada, lo sé...pero no tengo verdes miradas que me inspiren)...puff increible...sigo diciendo lo de ayer "arrancale los ojos y guardatelos en un frasco" (y ya de paso me los mandas a ver si me inspiran algo)
besitos ...precioso tu post...de verdad de la buena

Young_Werther dijo...

Exactamente. Mirada y sonrisa. Es lo único que queda después de una guerra. No hay olfato.. no hay oido.. Solo ojos.. solo labios, dientes.. Y aunque puede haber dientes rotos, algún labio herido o algún ojo hinchado.. la sonrisa y la mirada nunca pierden su facultad de expresión, su conexión/inconexión, para mostrarnos que mientes.. o que no, que mereces.. o que no..

estás segura de que, ese verde, no es tu propio reflejo..

Young_Werther dijo...

ya no hay letras..

¡Ah! ¡Ah! ¡Me muero, idiota! dijo...

y de qué le serviría tener el rostro más bonito del mundo? te seguirías fijando en él si sus ojos no chillan y su boca no apuntara? orden? perfección?

>>Alize dijo...

Young_werther: Tal vez ese verde sea mi reflejo. Tal vez. No sé, ¿tú que opinas?
Lo único que sé es que lo que le da este carácter a su mirada es precisamente lo que escribí; las raras ocasiones en que sus ojos y sus labios odian u aman a la vez.
El resto del tiempo cada cual arroja odio, amor, alegría, tristeza... contradiciéndose, pero sólo en apariencia...
¿Tú quién crees que dice la verdad? ¿Su mirada o su sonrisa?
¡ah!¡ah!¡me muero idiota!: Jamás se dará el día en que permanentemente sus ojos y sus labios apunten a lo mismo. Jamás si sigue siendo él, porque él es menos que sus gestos.
Me explico: no es que sea una persona vil o de bajeza. No. Nada más lejos. Es un gran chico, con tanta bondad o maldad como cualquiera pueda tener. A lo que me refiero es a que lo que le configura como es son estas contradicciones en su rostro. Rostro, por otra parte, hermoso por ello... Algo hermoso no tiene por qué serlo en el sentido más estricto de la palabra. En este caso, la citada belleza lo es porque responda a un canon, sino porque él mismo es un canon propio...