miércoles, 24 de enero de 2007

Destruye tus ojos

Tus ojos no ven,
tu corazón no siente.
Tus ojos leen tu esquela
y tú te alegras.
Tus ojos desafían al sol
y eres quién se quema.
Tus ojos no lo ven
de color de rosa.
Tus ojos muerden tus párpados
y los mutilan sin piedad.
Tus ojos son más de lo que tú serás
en tu vida,
se llevan todas las glorias
de tu personalidad.
Odian cuando tú quieres querer,
quieren cuando tú quieres odiar.
Tienen lentillas fans,
gafas enamoraditas,
películas autocensuradas,
libros en orgasmo tántrico,
panfletos yendo al psiquiatra,
escáneres de retina abiertos,
algún que otro oculista fascinado.
Ellos buscan tus ojos,
no tu corazón.
No te quieren a ti, sino a tus ojos.
No son verdes, el verde es en ellos.
No miran, dejan que les veas.
No se cierran nunca.
Ellos y tus lágrimas
son amantes de ocasión.
Van a volverte loco,
ojo por ojo es suficiente
los diente por diente
no son para ti.
no eres sin tus ojos.
Tus ojos serían más sin ti.
No sigas su juego.
Destruye tus ojos
mirándote a un espejo.

Escribo esto inspirada por los ojos de un chico... Unos ojos verdes, magnéticos, con un encanto extraño, muy extraño que te atrae sin remedio... Seguiré comentando más acerca de ellos.
Me fascinan.

4 comentarios:

Ohdiosa dijo...

madre mía! si esa mirada te ha inspirado para escribir algo tan increible y tan bonito...arrancale los ojos y guardalos en un tarro!! jaja...

me ha encantado...me has dejado con la boca abierta...escribes genial!!

>>Alize dijo...

¡Gracias, Ohdiosa! Tú también escribes cosas muy bonitas.
Tras leer esto... planteo una pregunta... ¿votos para ver la mirada a la que me refiero?
;)

Ohdiosa dijo...

votooos?? YOOOOOO YO YOOOO YOOOOOOOOOO (levantandon insintentemente la mano...en plan colegiala) yoooooo!!!

Scarlett dijo...

Un voto, si han inspirado algo tan bonito quiero saber que nos de verdad, quiero verlos con mis propios ojos, y sentir (virtualmente, porque realmente no se puede, para eso hay que tenerle enfrente) lo que tú sientes.
Escribes muy bien, me ha gustado mucho, de verdad, enhorabuena.
Un besaco (añado el -aco como aumentativo, porque te lo mereces)