miércoles, 21 de enero de 2009

Hoy, triste (VIII)

Ayer la lluvia no consiguió quemarla. Hoy se dobla como un mal ejercicio de papiroflexia.
Hoy, triste.
Hay imágenes que son como trampas. Recuerdos que saben a cianuro. Días como cera fundida que se derriten silueteando negros augurios. Y delirantes ganas de escupirte con rabia un...
Hoy no soporta el silencio. Y para qué seguir con esta pseudoliteratura absurda -y cobarde- que malcrea... Total, nunca verá la luz. Nunca.
Hoy, triste.

5 comentarios:

De cenizas dijo...

Pues somos dos.......


besos

Mae dijo...

Siempre hay días buenos, y malos.
Días en los que todo lo vemos de clor de rosa y otros en los que el negro y el gris, domina lo que nuestra vista alcanza.
No te digo que busques consuelo, porque si no lo has hecho ya es porque no puedes.
Simplemente piensa que mañana será otro día, y que puede, que al abrir los ojos, te parezca mentira encontrarte tan diferente a hoy.
Muchos ánimos y muchos besos.

Alice Springs dijo...

DC: Y muchos más... El mundo está lleno de gente triste... Ánimo, sea lo que sea.
Mae: Muchas gracias por tus palabras. En estos momentos lo mejor que se puede hacer es refugiarse en los amigos. Ellos animan mejor que nadie.
Besicos de limón

hamlet dijo...

Uno, que vive muy cerca de la ciudad de la tristeza, sabe reconocer a la gente que está de paso.
Vendrán tiempos mejores, sin duda. Ánimo y un beso!! ;)

Mae dijo...

de nada guapa.
ya sabes que por aquí estamos, y que, si quieres, puedes contar conmigo.
Besos y ánimos!!!