domingo, 26 de agosto de 2007

Crueldad

La ficción es cruel. Mucho más si proviene de la mano ingenua -o culpable- del escritor.
¿Quién en su sano juicio osaría crear el personaje perfecto? Buscar las miles de horas necesarias para componer una personalidad arrolladora, olvidar que siempre se alzarán voces discordantes que lo odien, evitar dejar demasiado de uno mismo en el proceso... Difícil; muy difícil.
¿Y si se logra la quimera? ¿No es cruel condenar semejante maravilla a la imposibilidad?
Suele decirse que no existen dos personas iguales en el mundo. Escribiendo acerca del personaje definitivo... ¿No impedimos acaso su encarnamiento mismo?
¿Y las consecuencias? ¿Pueden olvidarse? Un personaje así enamora o mata -sin más. Llena o vacía de veneno miles de bocas. Destapa absurdas debilidades, avergüenza, enorgullece, margina, integra.
Demasiados riesgos, demasiados opuestos, ¿te atreves?
Prefiero buscar mi personaje a mi alrededor y no ejercer de doctora Frankeinstein... Quién sabe qué clase de encantador ser podría llegar a crear...

6 comentarios:

young_werther dijo...

No puede existir la perfección mientras existan los puntos de vista (o al menos no la -única- perfección..)
Además la idea de perfección solo se podría desarrollar con el conocimiento pleno, absoluto.. Y yo no creo que eso sea posible de una persona (real o ficticia..)

Ojalá no quisiera parecerme a nadie..

Besicos cítrico ;)

PD: La peli la vi hoy en la tele, no suelo ver películas así por los anuncios pero esta me enganchó, y no me arrepiento.. :)

kutxi dijo...

Cualquier intento de lograr eso o algo parecido acaba en fiasco. Como cuando un tipo intenta meterse en la piel de un personaje femenino: cagada.

Cualquier escritor escribe siempre sobre sí mismo. Así son (somos) de egocéntricos. Y cualquier escritor que lo niegue es que es tan egocéntrico que ni reconocerlo puede.

Saludos.

PD: Sí, ya sé que radicalizo. Y seguro que me lleva al error, pero oye, no soy un personaje perfecto. :-D

Miquel dijo...

Un personaje ficticio perfecto? Noooo. Si hacemos eso rozaremos lo objetivo, y cualquier arte que sea objetivo.... cagada pastorets!!!
Cuando se crea, hay que lograr gutar a unos y enfadar a otros.
Si existe o no la perfección es algo que no me importa, mientras alguien lo discuta, estaré leyendo un cómic de Los Vengadores.

Clandestino dijo...

Crear personajes es reinventarte otro mundo.
Pero jodido, muy jodido, es crearlos con vida propia.

Alize dijo...

Y_W: En eso tienes razón; pero quizá la perfección sea relativa -y por ello no se alcance nunca. La verdad es que pensar en este concepto me hace sentir insignificante; pero también poderosa.
Kutxi: Es cierto. Siempre, siempre, dejamos algo de nosotros mismos en el intento. La cuestión es, ¿correremos el riesgo de ser descubiertos? Y no, no radicalizas. Un puntos de vista interesante, sí señor.
Miquel: El arte no es objetivo... Sí... Nunca lo había visto de ese modo.
Clandestino: ¡De nuevo otra gran verdad! Me plantearé escribir más entradas como ésta; sois unos lectores estupendos y me gustan vuestras apreciaciones.
Besicos de limón

Ohdiosa dijo...

no existe el personaje perfecto, en todo caso alguno que roce la perfección pero incluso eso es complicado...

intentar crearlo sería intentar jugar a ser Dios...

mejor dejar que el personaje se cree a sí mismo, escribir sin pensar y que salga lo que quiera1!!