viernes, 13 de julio de 2007

Un día

Ahora sí. Ahora sí que duele.
Cuando sólo son veinticuatro las horas que amenazan con matarme; es ahora cuando me abruma el dolor que durante diez días no he sentido por ti.
No sé si habrás hecho vudú conmigo en tus nueve noches solitarias allá lejos; o si es ahora cuando te acuerdas de , y por eso nuestros ojos conectan aunque no puedan mirarse aún. Pero sí, me duele mucho.
Podría engañar a las horas, pero no a . Odio cuando no puedo imaginar que no existes; no me gusta que me ates, aunque tus manos me ofrezcan el extremo libre de la cadena con que me amarraron tiempo atrás... Y puedo escribir sin desvelar jamás tu nombre, pero basta leerme y saber que te adoro...
Por más que busco, las pastillas para no soñar de Sabina no existen.

3 comentarios:

MerylSpider dijo...

Animo, Citrica, ya queda poco. Y tennos al tanto ¿eh?
Saludos

mgqeaol dijo...

Pero qué bien te expresas...
Besitossssss

>>Alize dijo...

Merylspider: No, queda mucho verano... La verdad es que es una estación que no me gusta demasiado... ^^
Mgqeaol: ¡Gracias!
Besicos de limón