miércoles, 11 de julio de 2007

Hereford

El ánimo doblado; como una servilleta. Ya nada tiene sentido.
¿Nada?
Eso es lo que te crees; lo que desesperadamente retransmites en riguroso directo... Tú, que tiras la toalla, tú que no luchas, tú que hace tiempo perdiste los dientes de morder, de herir... Tú... No quiero escuchar tu cantinela miserable ni por un minuto más.
Vete.
Tus palabras no me llegarán jamás; vivimos en otra galaxia. Y lo sabes. Tu mensaje fúnebre, funesto y fatídico se pierde entre los miles de kilómetros que nos separan; aunque en un paso puedas estar junto a mí estás lejos... Muy lejos.
No me interesa tu risa; tus ojos son más bien fríos. Tirito ante ti. Tú ensanchas tu sonrisa.
No entiendes nada, nada... Ni a , ni a ellos; no creo siquiera que puedas autocompadecerte. Y en eso nadie puede ayudarte, amigo.
Por eso sueles agachar la cabeza y asumir tu derrota antes de dirigirte a mí...
¿Ves?
Por eso digo que eres como un animal doméstico, como un toro Hereford al que las mutaciones arrebataron los cuernos.

7 comentarios:

MerylSpider dijo...

Uf, que duro.
Animo con los calores de verano, a sobrevivir a base de limonada.
Saludos

Mariano dijo...

Metáfora cruda donde las haya. Algunos mutan al contrario, y son como ovejas con cuernos.
Besitos/azos.

Miquel dijo...

Uy! Eso va por el maromo de los ojos universales? Si es así... que ha pasado?

>>Alize dijo...

Merylspider: Duro, sí... Y no sé muy bien ni por qué he escrito esto...
Mariano: El caso de los toros Hereford es muy ilustrativo en cuanto a la pérdida de coraje; como lo es el de las ovejas Ancon de patas cortas respecto de la libertad.
Miquel: No, qué va. No tiene nada que ver con él; es una de esas cosas llamadas vómitos del subconsciente. Me vienen ganas de escribirlo tal cual viene y eso hago...
Besicos de limón

Vitote dijo...

Y las hormonas el sabor...

A cuidarse

>>Alize dijo...

Las hormonas... Esas sutancias que si no sirven para todo, casi...
Besicos de limón

Alansar dijo...

¿el vómito del subconsciente esta causado por una resaca moral?