viernes, 6 de marzo de 2009

Iceberg

A 170 kilómetros de mi corazón está nevando.
Pero aquí no hay copos que caigan como estacas... Para estalactitas las de mi caja torácica. Y los amantes del círculo polar no existen.
Si fuera carne de iceberg sólo una octava parte de mi existencia saldría a flote. Menos mal que tus ojos de densidad 1025 kilogramos por metro cúbico me sostienen -aunque no te lo creas- las entrañas.
... Eso cuando no arden -queman- sin rebasar el bajo cero.
Foto: 15 de Diciembre de 2009. Salamanca.

7 comentarios:

Seth Fortuyn dijo...

El texto es bonito, pero es la foto lo que se lleva la palma. La nieve en Salamanca, mola que te cagas... Dios, ¿alguien sabría rimarlo mejor que yo?

De cenizas dijo...

Llegará la primavera¡¡¡¡¡¡ (la interior, me refiero)


besos...y ánimo¡¡¡¡

hamlet dijo...

Ningún fuego dura eternamente, y algún día llegará la llamarada final desordenada que todo ponga en su sitio.
De las mejores cenizas nacen los más bellos ave fénix.
Un besote.

Belén dijo...

Este invierno está siendo muy largo querida mía... ánimo, que los pétalos de la primavera llegarán...

Besicos

dintel dijo...

Qué frío!!!!

Sr. Inferno dijo...

El Invierno puede llegar a ser eterno

Alice Springs dijo...

Seth: Gracias; humildemente creo que la foto es muy buena, pero no es mía, sino de un amigo.
DC: Claro que sí, es algo inexorable.
Hamlet: En este caso el fuego es de llamas frías... quema como el hielo. Gracias.
Belén: No te preocupes; sólo es un texto "prozaquista" (como dijo Miquel) de los míos ;)
Dintel: ¡Lo sé!
Sr. Inferno: Éste no lo será... Además, a mí me gusta el Invierno. Al que odio es al Verano.
Besicos de limón