martes, 16 de septiembre de 2008

Haiku (III)

A veces todo
es increíble y por eso
(no) me lo creo.

11 comentarios:

De cenizas dijo...

No te creo.

besos.

Vitote dijo...

¿Juas? ¿o no?, no tengo el cerebro para muchos juegos de palabras...

A increerse

Belén dijo...

Incrédula...

besicos

Jause dijo...

Nada dura eternamente asi q disfrutalo mientras puedas.otra vez yo por aqui, estoydeseando empezar y recordar aquellas noches alholicas.besos

Seth Fortuyn dijo...

Y me sorprendes,
primavera en tu sien,
con más ingenio.

En serio, me estás poniendo muy difícil seguirte la corriente en los comentarios :D

Yo me despido;
tus letras son de nuevo,
luz de verano.

Alize dijo...

DC: Yo tampoco.
Vitote: Eso, a increerse; que al final es lo mejor...
Belén: ¡A mucha honra!
Jause: Nada dura eternamente, sí, como tu ausencia del mundillo blogger... ¡¡ESCRIBE!! Si no escribes no hay Fruto...
Seth: Gracias por dedicarme dos haikus, ¿para cuándo ese concursillo literario?
Besicos de limón

Seth Fortuyn dijo...

¿Cuál concurso, el que acabo de colgar HOY?

Alize dijo...

Ése, Seth. Ése.
Besicos de limón

Seth Fortuyn dijo...

Gracias por participar. Buena suerte, aunque no la vas a necesitar siendo la única participante.

dintel dijo...

Pues, por eso, debieras creértelo.

Alize dijo...

En ello estoy, Dintel.
Besicos de limón